dos horas veintiséis

19 septiembre, 2016

Ese ha sido el resultado de casi cinco meses de entrenamiento.

Estoy contenta, pero no con el tiempo… la verdad es que creo que lo podría haber hecho mejor.

Como desde una semana antes ya me puse algo nerviosa, veía que se acercaba la carrera y pensaba ¿y si me tuerzo el tobillo ahora de repente y no puedo correr? (o sea, que quede claro que es algo en lo que no pienso habitualmente). Me rondaban posibilidades de que no pudiera completar la carrera (por un tirón o yo que sé… ). Vamos, estuve nerviosa toda la semana.

El sábado, a última hora, recogí el dorsal de la carrera y cuando llegué a casa miré alguno de los detalles para el día siguiente como: hora y lugar de la susodicha. Nimiedades…

La carrera empezaba a, agárrate los machos, las 6.0o. Y calculando el tiempo hasta ahí, prepararme, desayuno y cuatro o cinco “dos minutos más por Dios!” tenía que poner el despertador a las 4.00.  PLANAZO, eso es lo que pensé después del cálculo.

Total, después de este detalle super guay me puse a buscar la música para la carrera. También en el último momento, pero esto en parte lo hice un poco a posta. ¿Por qué? En uno de esos días en los que el entrenamiento se convertía en una media maratón en sí (solía ser los sábados, tuve que correr 12 km, luego 15, luego 17… llegue a 20!!) una barbaridad! bueno, en uno de esos días coincidió con que dos días atrás había cambiado la música; empecé y sin darme cuenta pum! había terminado el entrenamiento. Me dí cuenta que al tener música nueva iba 8 veces mas motivada y distraída. ¿Que os parece, eh? Y ahora es cuando digo… y cada maestrillo tiene su librillo. 😉

Después del dorsal, la info y la música llegó la cena. Bien. Ya estaba todo. Ya sólo quedaba lo último: dormirme pronto. Imposible. Para intentarlo me dije “venga, un capitulito” sólo para ver qué tal, de la serie de la que todo el mundo habla maravillas… Stranger Things… La leche!!! Entre que mola que te mueres y estaba mas nerviosa cada minuto que pasaba… me ví siete capítulos y medio (la serie son ocho), apuré al máximo para salir descopetada a la carrera.

Bueno, creo que me estoy alargando, me estoy empezando a aburrir a mi misma (que a veces, cuando pasa esto me pregunto: “como es posible llegar a este punto, es complicado aburrirse a UNA MISMA contando una historia.. no?” Bueno, pensamientos mios random… Mañana sigo.

Ah! Extra, extra!! Acordaros… Hasta el 20N 😉  pincha aquí

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go top